com-arqui

Bruce Shapiro es la prueba viviente de que “si se quiere, se puede”. Creció escuchando música, es melómano de corazón. La electrónica siempre ha sido su favorita y funcionó como gran inspiración para desarrollar su creatividad. Este señor, médico de profesión, acaba de inventar una mesa por “Motion control”; la “Sisyphus” le brinda a tus ojos lo que la música a tus oídos.

Motion control es un término utilizado en robótica y es destinado al movimiento controlado por un ordenador. Esta tecnología ha ido evolucionando y se ha integrado poco a poco en otras dinámicas, ahora está en el arte, el diseño y hasta en tu casa.

catalogo-arquitectura-mesa-arena-sisyphus-3

Shapiro ha dedicado sus últimos 25 años a la exploración de este movimiento por control. Su primer invento fue un robot hecho por motores, lo presentó en el sótano de su casa frente a sus familiares y desde entonces se ha dedicado a demostrarle al mundo que no está loco y que la tecnología ya está superando nuestra imaginación.

Las obras de Bruce han aparecido en series temporales e itinerantes, en Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia pero definitivamente ninguna había sido tan atractiva como su más reciente proyecto la mesa Sisyphus que presentó en la World Maker Faire en New York Hall of Science. 

catalogo-arquitectura-mesa-arena-sisyphus-1

Sisyphus es una mesa que debajo del cristal tiene un pequeño robot que se mueve con un imán, este robot -a su vez- mueve una pequeña bola de metal que dibuja distintos patrones -perfectos- en arena. Tú puedes elegir entre las formas predeterminas o crear un diseño propio.

La mesa se llama Sisyphus, en español, Sísifo por aquel personaje en la mitología griega que por avaricioso y tramposo fue castigado, en el inframundo, a llevar una piedra hasta la cima de una montaña y antes de llegar, la piedra vuelve a rodar a hasta abajo, obligando a Sísifo a nunca descansar y repetir esto por la eternidad.  

catalogo-arquitectura-mesa-arena-sisyphus-2

Por ahora las mesas vienen en tres diferentes tamaños, con elegantes detalles y tallados en madera, y son fabricadas personalmente por Bruce y los Nordeast Makers. Pero si quieres tener una de ellas en casa, no solo tendrás que poner tu nombre en una larga lista de espera, sino que necesitarás invertir un mínimo de$795 dólares para comprar la mesa más pequeña. O tal vez por ese precio prefieras construirle a tus hijos un corralito de arena y admirar sus creaciones.

+ Información en arca.tves.digitaltrends.com

 

 

 

 

ULTIMAS NOVEDADES

 

 

NOTAS

 

 

AGENDA

 

 

CATALOGO ARQUITECTURA

 

 

ARQUIVIAJES!

 

 

CASAS HOUSES

 

 

HUMOR ARQUITECTURA