com-arqui

20150809-MS Pabellón CMY z99 IMG DESTPabellón CMY
UBICACIÓN: Países Bajos
PROYECTO: Shift architecture urbanism
Año: 2015
MIRA + IMÁGENES DE PABELLONES >>


MEMORIA DESCRIPTIVA:
El Pabellón Tschumi fue construido originalmente en 1990 como un pabellón de vídeo para la exhibición “”What a Wonderful World”” (Que Mundo Maravilloso), un evento de exposición de videos a lo largo de la ciudad. Repartidos alrededor de la ciudad, los cinco pabellones llevaron los vídeos musicales pop al ámbito público. Fueron diseñados por la vanguarida arquitectónica de la época, dos años antes marcada como “”deconstructivista”” por el MOMA. Los pabellones de Eisenman, Hadid y Himmelblau desaparecieron, mientras que los de Koolhaas y Tschumi permanecieron.
Cabe destacar que los diferentes enfoques con que OMA y Tschumi se aproximaron al programa han hecho que sus pabellones puedan durar. La alquimia programática de OMA y la vinculación del pabellón con la parada de autobús, es la razón por la que sobrevive hoy. El pabellón de Tschumi ha persistido precisamente por la razón opuesta: su falta de cualquier programa preciso. Siendo una envolvente transparente, se ha utilizado como un espacio para eventos públicos/urbanos de arte temporal desde 1995.
En medio de una bulliciosa rotonda en Groningen, Tschumi creó uno de los edificios más transparentes jamás construido: sus fachadas, techos, así como la estructura están hechas de vidrio transparente. Tschumi eligió el vidrio por su calidad reflexiva para crear “”fachadas inestables”” que reflejasen las imágenes de vídeo sin fin. Estos videos transformaron el “”pabellón invisible”” en un “”espectáculo ilusionista”” en el que la imagen virtual de las reflexiones se mezclan con la imagen real de los monitores y de la ciudad.
La intervención de Shift reinterpreta la idea de “”fachadas inestables””. En lugar de utilizar el sobre de cristal para mezclar vídeos, el pabellón CMY utiliza el cristal para mezclar colores. Mediante la aplicación de películas translúcidas en colores cian, magenta y amarillo sobre el vidrio, el pabellón se convierte en una pieza gráfica de tres dimensiones que cambia continuamente con el movimiento del espectador.
El patrón coloreado de las bandas diagonales que se envuelven alrededor del edificio derivan del sistema de paneles rígidos de la estructura. Debido a las fachadas transparentes paralelas, las bandas de colores comienzan a mezclarse de acuerdo con el modelo de color sustractivo. La superposición de los colores primarios “”reales”” en el cristal crean “”colores virtuales”” secundarios: C + M = Azul, Y + C = Verde, M + C = Rojo. El pabellón transparente se convierte en un espacio dinámico de color con una fuerte presencia urbana.
De distintos ángulos provienen distintas experiencias del pabellón CMY. Las personas que circulan por la rotonda experimentan continuamente cambiantes colores y patrones. De pie en la plaza frente a su lado largo, se percibe un patrón de trama cruzada en seis colores (CMYRGB). A la espera del autobús, con un punto de vista oblicuo, se observa el “”patrón real”” de las diagonales en tres colores (CMY). En el interior se destapa otro aspecto: aquí los colores se mezclan con la ciudad en lugar de uno con el otro. Puesto que no hay una superposición de colores, las bandas diagonales de color CMY son claramente visibles. Su envoltura diagonal mejora la desestabilización, el efecto giratorio que Tschumi buscó al inclinar el edificio.

+ INFORMACION:
Shift architecture urbanism: shifta.nl
Fotografía: René de Wit, Shift architecture urbanism: architectuurfotografie.com
Otras páginas donde podés encontrar información de esta obra: designboom.comretaildesignblog.net
MIRA + IMÁGENES DE PABELLONES >>

 

ULTIMAS NOVEDADES

 

 

NOTAS

 

 

AGENDA

 

 

CATALOGO ARQUITECTURA

 

 

ARQUIVIAJES!

 

 

CASAS HOUSES

 

 

HUMOR ARQUITECTURA