com-arqui

UBICACIÓN: Stanford, USA
PROYECTO: Aidlin Darling Design
Año: 2014
MIRA + IMÁGENES DE RELIGION ESPIRITUALIDAD >>


MEMORIA DESCRIPTIVA:
La Oficina de Arquitectos, Aidlin de Darling Design ha completado El Centro Contemplativo Windhover en el campus de la Universidad de Stanford, que sirve como un lugar de retiro espiritual para los estudiantes, profesores y personal. Diseñado para garantizar la renovación personal y el bienestar, el edificio de un piso de 370 metros cuadrados, abrió recientemente sus puertas a la comunidad de Stanford. Utilizando como vehículo la serie meditativa del renombrado artista internacional Nathan Oliveira, Windhover, Aidlin de Darling Design trabajó con la ganadora del Premio Nacional de Diseño, Andrea Cochran para crear un espacio donde arte, paisaje y arquitectura se unen para reponer y revitalizar el espíritu. Combinando las características de un santuario espiritual, una galería de arte, y un jardín contemplativo, los diseñadores crearon una tipología única para la contemplación y la reflexión que beneficiará a la Universidad de Stanford en los años venideros. En conjunción con el paisaje, el agua se utiliza como una ayuda para la meditación; fuentes dentro del edificio y en el patio adyacente proporcionan sonido ambiental, mientras que una piscina refleja el jardín y los árboles circundantes. Espacios de contemplación del exterior se integran en el uso del centro, intensificando aún más la conexión entre naturaleza, arte y contemplación. Estos patios, junto con la amplia pared de cristal hacia el este, permiten que los visitantes vean las pinturas sin acceder al edificio, creando un santuario para la comunidad de Stanford.
+ INFORMACION:
Aidlin Darling Design: aidlindarlingdesign.com
Fotografía: Matthew Millman Photography: matthewmillman.com
Otras páginas donde podés encontrar información de esta obra: archrecord.construction.comcottages-gardens.com
MIRA + IMÁGENES DE RELIGION ESPIRITUALIDAD >>

 

ULTIMAS NOVEDADES

 

 

NOTAS

 

 

AGENDA

 

 

CATALOGO ARQUITECTURA

 

 

ARQUIVIAJES!

 

 

CASAS HOUSES

 

 

HUMOR ARQUITECTURA