com-arqui

Biblioteca “Dipòsit de les Aigües”
UBICACIÓN: Barcelona, España
PROYECTO: Luis Clotet & Ignacio Paricio
Año: 1999
MIRA + IMÁGENES DE BIBLIOTECAS >>

MEMORIA DESCRIPTIVA:
En el año 1874, el maestro de obras Josep Fontserè i Mestre proyectó un edificio-depósito, de 6.000 m2 de superficie que tenía la misión de regar los jardines del parque de la Ciutadella y regular el caudal de agua de su cascada monumental.
Fontseré ideó una estructura que coincide casi exactamente con la piscina romana de Mirabile de Bocoli, cerca de Nápoles, la cual constituye un verdadero laberinto de arcos paralelos a 14 metros de altura sobre muros de fabrica de ladrillo de un metro de grosor. Para conseguir la presión necesaria, el depósito de agua se ubicaba en la parte superior de esta estructura. Un entonces joven estudiante de arquitectura, Antoni Gaudí, hizo el cálculo estático del conjunto.
Las generosas dimensiones del edificio han permitido ubicar en él toda clase de instalaciones a lo largo de sus más de 100 años de vida (asilo municipal, archivo de justicia , almacén del cuerpo de bomberos, parque móvil de la Guardia Urbana, etc.). Finalmente, en 1992, pasó a ser propiedad de la Universidad Pompeu Fabra, quien decidió convertir el antiguo depósito de aguas en una moderna biblioteca universitaria con 600 puestos de lectura y más de 300.000 volúmenes de consulta.
Las obras de rehabilitación, a cargo de los arquitectos Lluís Clotet e Ignacio Paricio se iniciaron el año 1993. La premisa fundamental que guió toda la intervención fue la de respetar escrupulosamente el espíritu primitivo de la construcción de Fontseré.
Para ello, la primera decisión que se tomó fue la de destinar el insólito espacio de debajo del estanque exclusivamente a sala de lectura, concentrando todos los demás servicios imprescindibles en un nuevo edificio colindante que sería conectado mediante un paso subterráneo.
En cuanto al edificio original, en primer lugar se derribaron las divisiones interiores que se habían ido añadiendo para adecuar la obra primigénia a los usos más dispares.
Después, buscando la aparición de lugares de lectura de diferente índole, se organizan una serie de forjados intermedios discontinuos que dan lugar a zonas de escasos 2,5 metros de altura libre frente a otras de 12m. bajo las bóvedas. Así, cada persona, según su carácter, puede encontrar su lugar en este espacio.
Estos altillos están formados por dos elaboradas piezas prefabricadas de hormigón, una como forjado y otra como soporte. Este sistema hace que todo se pueda retirar para dejar el espacio tal y como se encontraría en su estado original.

En el centro de la cubierta se abren cinco lucernarios con la doble intención de equilibrar la luz natural de la gran sala a la par que se establece una relación visual y caleidoscópica entre el interior y el estanque de la cubierta. La antigua gran masa de agua se ha sustituido por una fina lámina de escasa profundidad pero con un gran valor simbólico. Además, la disminución del peso ha resuelto diversos problemas que presentaba la vieja estructura (cargas verticales, acciones sísmicas, estanqueidad, etc.).

El resultado de la intervención es un espacio interior abrumador. Un lugar silencioso que envuelve al lector en una atmósfera mágica y completamente aislada del exterior.

+ INFORMACION:
Otras páginas donde podés encontrar información de esta obra: re-arquitectura.esdivisare.com

MIRA + IMÁGENES DE BIBLIOTECAS >> 

 

ULTIMAS NOVEDADES

 

 

NOTAS

 

 

AGENDA

 

 

CATALOGO ARQUITECTURA

 

 

ARQUIVIAJES!

 

 

CASAS HOUSES

 

 

HUMOR ARQUITECTURA