com-arqui

Esta casa, ubicada en Stupino Town, Moscú, es la primer casa construida 100% in situ y con una impresora 3D. 

La construcción de las paredes interiores y la envolvente se realizó en un sólo día con una impresora tipo grúa. Al terminar su trabajo, fue retirada por el techo.
El objetivo del proyecto, que comenzó en diciembre de 2016, era probar la capacidad y versatilidad de la máquina de impresión 3D y demostrarle a la industria de la construcción que esta nueva tecnología será fundamental para las edificaciones del futuro al punto que Nikita Chen-iun-tai, el fundador de Apis Cor, alardea: “Estamos listos para construir casas en Marte”.

La impresora es pequeña en relación con otras impresoras 3d, fácil de transportar y fácil de instalar antes de inicar su trabajo, que que posee un sistema de estabilización propio. Por su volumen y forma (tiene un brazo mecánico extensible) puede estar ubicada tanto en el interior como en el exterior de la vivienda y cumple con dos funciones: elabora la mezcla de materiales e imprime. Por úlltimo, el proceso de impresión está automatizado al máximo, de modo que es reduce el margen de
error humano.
El costo de la vivienda de 38m2 fue de US$ 10.134 e incluyó el material para las fundaciones, suelo, paredes, techo, ventanas, cielo raso, terminaciones, aislaciones y la mano de obra. 

 

 

 

ULTIMAS NOVEDADES

 

 

NOTAS

 

 

AGENDA

 

 

CATALOGO ARQUITECTURA

 

 

ARQUIVIAJES!

 

 

CASAS HOUSES

 

 

HUMOR ARQUITECTURA

 

 

 
 

PROXIMOS EVENTOS